Otoño 2014

Mensaje del Editor

Reflexiones

Europa en el 2015

David Hulme

Varios eventos programados para el 2014-15 podrían hacer una diferencia significativa a la vida en Europa y en todo el mundo. En septiembre de 2014, Escocia votará por su independencia del Reino Unido. Una decisión afirmativa de separación tendría un impacto considerable en la situación económica de ambas partes. En tanto que el Reino Unido descendería de la sexta a la séptima potencia económica más grande del mundo, la revista Forbes sugiere que Escocia se podría convertir en «la nueva Eslovaquia (una población de 5.4 millones, con un ingreso promedio de $24,000 dólares)». Y aunque el Reino Unido es miembro de la Unión Europea, una Escocia independiente (a diferencia de Eslovaquia) no sería parte de esta—al menos, no inmediatamente. Es posible que el proceso de admisión se vaya a tomar años, en parte porque se quiere excluir del euro y retener la libra esterlina. Después tenemos la pregunta sobre la flota de submarinos nucleares albergados en Escocia. Una nación independiente muy bien podría rechazar continuar con esos arreglos, asociados a pérdidas de trabajo e ingresos. La dificultad para el Reino Unido es que se tomarían años para construir un complejo en otro lugar.

El futuro de Escocia no es el único motivo de preocupación en el Reino Unido. Si los conservadores de plano ganan las elecciones generales en mayo de 2015, se llevará a cabo un plebiscito de sí/no sobre su permanencia en la UE. Las elecciones del Parlamento Europeo en mayo de 2014 fueron testigos del éxito de contendientes anti-Bruselas euroescépticos, y la emergencia de la UE contra el Partido Independentista del Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés) sugiere que muchos votantes del Reino Unido apoyarían salir de la UE. Como una de las economías más grandes de la UE, Bretaña representaría una pérdida importante para las finanzas europeas y que en sí misma perdería muchos beneficios establecidos en la UE. Sin embargo, ¿fracasaría necesariamente una Bretaña sin la EU, si es que como se ha sugerido, la nación extendiera sus acuerdos comerciales con naciones como Brasil, Rusia, India y China (BRIC)? 

«Cada previsión de la futura disponibilidad de recursos alimenticios para los humanos parecería mostrar que el logro de estos objetivos fundamentales se ve amenazada por el comportamiento y las actitudes humanas».

Milan Expo Theme Guide

En otro plano, la Feria Mundial de 2015 se llevara a cabo en Milán de mayo a octubre. Su lema, «Alimentar el planeta, energía para la vida», pone de relieve los problemas actuales de la seguridad alimentaria y la sostenibilidad: por cada persona desnutrida en el mundo (868 millones), existen dos que son obesas o tienen sobrepeso (1,500 millones); 36 millones mueren cada año por falta de alimentos y 29 millones por exceso de alimentos. Aun mas, cerca de una tercera parte de toda la producción de alimento es desperdiciada (1,300 millones de toneladas), y más de una tercera parte de la producción de granos es destinado como forraje para animales y biocombustibles. Como se ha dicho, estamos sustentando animales y automóviles, no a la gente que necesita alimentos. El desequilibrio entre lo que ponemos de regreso en la tierra y lo sacamos significa que actualmente necesitamos uno y medio planeta Tierra para sustentarnos. Para el 2050, a niveles actuales necesitaremos tres Tierras para continuar. El propósito de la Feria de Milán es alertarnos con estos datos y emitir un protocolo, un acuerdo internacional por el que las naciones puedan comenzar a revertir estas tendencias.

Hace doscientos años, en junio de 1815, Europa presenció un reajuste importante cuando Napoleón Bonaparte fue derrotado en Waterloo. Era el final de un hombre que había puesto en marcha lo que algunos creen que fue la verdadera primera guerra mundial. Las amenazas mundiales de hoy en día son mucho mayores en su potencial a largo plazo de cualquier daño que Napoleón podría haber hecho. Incluso hoy en día las preocupaciones europeas (Escocia, el Reino Unido, los Estados Unidos). En Visión, apoyamos los esfuerzos individuales y colectivos para regresar y vivir dentro de los impuestos por la biosfera, cuidar de la tierra y preservar su diversidad—«para labrarlo y guardarlo» (Génesis 2:15). Dicho esto, subyacente a estos compromisos, reconocemos que debe haber una alineación con el profundo código moral que también dice, «No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios» (Mateo 4:4).